Ir arriba

BLOG

¿Qué tiene que tener una marca para ser “ESTUPENDA”?

Marca_estupenda con logo

La marca es la parte esencial para darte a conocer, ya que es lo que te identifica y diferencia de la competencia.

Una marca puede ser buena, sí, pero ¿por qué no ser una marca “ESTUPENDA”? ¿Qué valores tiene que tener para conseguirlo? Sigue leyendo y sabrás porqué.

En este artículo voy a explicaros cuáles son las características que debe cumplir una marca para considerarse “ESTUPENDA”, una cuestión que me llamó la atención, porque después de analizarlo detenidamente me dí cuenta de que, pocas marcas – teniendo en cuenta las que existen – cumplen con todos los requisitos.

La marca

Antes de pasar a definir los aspectos que definen a una marca “ESTUPENDA”, vamos a ver las partes de las que se compone:

La marca es el nombre, el término, el símbolo o el diseño, o bien la combinación de todos estos, que se asigna a un producto o a un servicio.

La marca está integrada por los siguientes elementos:

Nombre o fonotipo: es la parte de la marca que se puede pronunciar, su identidad verbal.

Logotipo: es la plasmación tipográfica y simbólica del nombre de la empresa y, en cierto modo, también de su filosofía. Forma parte de su identidad visual.

Isotipo: tradicionalmente se refiere a la parte simbólica o icónica de las marcas; son iconos que, o bien se presentan solos o, según algunos autores, pueden acompañar a la tipografía llegando a integrar el logotipo.

Identidad cromática: son los colores que aparecen en el logotipo y que pueden estar presentes en los espacios físicos de la empresa, en busca de la plasmación de la identidad corporativa.

Imagen e identidad de marca

La imagen de marca y la identidad corporativa son conceptos relacionados con la percepción que el consumidor tiene de una marca determinada y que, a menudo, se confunden.

Por este motivo, os recuerdo que la identidad parte del emisor y la imagen es algo propio del receptor o consumidor.

Cuando la imagen de marca es positiva todo funciona sobre ruedas, porque estamos añadiendo un auténtico valor al producto, ya que le proporcionamos seguridad y confianza.

¿En qué nos va a ayudar? Nos ayudará a que podamos justificar un precio superior a la media, donde el consumidor no opondrá ninguna resistencia.

Valores de una marca

La imagen de marca siempre se debería configurar sobre la base de los valores siguientes:

– Valores referidos a los productos: huyendo de la homogeneidad característica que provoca el fracaso de muchas marcas. Estos valores se centran en la autenticidad, la diferenciación y la credibilidad.

– Valores referidos a los consumidores: son valores como la satisfacción y el afianzamiento social y personal.

– Valores referidos a la comunicación: se trata de valores como la notoriedad, la veracidad y la persuasión.

Consideraciones para ser una marca “ESTUPENDA”

En cuestión de marcas, según indica Webber (1997) “[…] dependiendo de los valores se distingue entre marcas buenas y marcas ‘estupendas'”. Según este autor, las marcas que alcanzan la excelencia reúnen los siguientes requisitos:

Juegan a largo plazo: es decir, se centran en mantenerse en el tiempo, en crear imagen de marca.

Se conocen a fondo: el verdadero punto de partida de una marca es saber qué es lo que el consumidor espera de la misma y cuál es su valor diferencial.

Inventan o reinventan categorías enteras: es decir, se fijan la meta de ser las protagonistas de categorías enteras (Nike, Disney, etc.).

Tocan las emociones: la conexión emocional va más allá del producto, y lo que trasciende el producto es la marca.

Tienen una historia: las historias crean el contexto emocional que las personas necesitan para formar parte de una experiencia mayor.

Son congruentes gráficamente: deben ser capaces de comunicar en un mismo idioma y contar con un elevado grado de integridad en su diseño.

Son pertinentes: es decir, actúan como las personas esperan que actúen.

Para que una marca sea “estupenda” debe cumplir todas las características mencionadas.

Por otro lado y según indica Joan Costa (2004):

La marca es un signo sensible, verbal y visual, en el que el signo verbal es el nombre y el visual lo conforman el logo, el símbolo y el color. Estos dos signos juntos conforman la materia sensible de la marca, es decir, el conjunto de ideas y percepciones que se crean con respecto a la marca por medio de los dos signos.

Según estos criterios ¿qué marca crees que cumple con los requisitos para ser “estupenda”? ¡Escríbeme, te escucho!

Fuente: Conceptos básicos de la comunicación publicitaria por Mònika Jiménez Morales, Zahaira González Romo y Sandra Vilajoana Alejandre. UOC

Mamá. Blogger. Marketing Digital. Community Manager. Comunicación

Sobre Laura López Lillo

Mamá. Blogger. Marketing Digital. Community Manager. Comunicación

Deja un comentario

SmileBox