Ir arriba

BLOG

Sobre periodismo y redes sociales

lauralopezlillo.com (14)

¿Qué clase de periodista debo ser en las redes sociales? ¿Cuándo y cómo debo fijar la línea que separa el uso personal de las mismas y el profesional?

Periodismo y redes sociales. Son muchos los conceptos que me vienen a la cabeza cuando intento conjugar mi profesión de periodista con mi actividad en las redes sociales. Incluso en los impases en lo que no ejerzo, no olvido que mi perfil social no puede, ni debe, dejar a un lado la importancia de la profesión que desempeño.

Redes Sociales. Periodismo. Comunicación. Información. Opinión. Veracidad. Objetividad…

Porque amigos, a un periodista lo distinguiréis sin atisbo de duda de alguien que pretende y cree serlo -pero no lo es- en las redes sociales. Allí más que en ningún otro sitio. A los ‘pretender’ los veréis en las ruedas de prensa, preguntando más o menos con acierto -pasa mucho sobre todo en el periodismo deportivo-, en las tertulias radiofónicas -pasa mucho en el periodismo político- y creerás que son profesionales. Haced un follow en sus perfiles sociales… Veréis la diferencia.

Porque si bien en nuestro día a día respetamos los principios de veracidad, objetividad y respeto por la información, nos manda la obligatoriedad de hacerlo también en nuestros perfiles sociales. Más aún cuando los usamos como plataforma profesional. Y todos lo hacemos. Twitter se ha convertido ya en una de nuestras fuentes de noticias de última hora. ¿Quién no ha seguido uno por uno los tuits de Pedro Sánchez en su debate de investidura? De Facebook se nutren ya gran parte de los periodistas deportivos -ay, los futbolistas, qué verborrea social tienen- y no hay jefe de comunicación que no sufra pesadillas con los desenfrenos de sus directivos en las redes sociales.

PeriodismoyRSS

Y el Social Media no sólo nos nutre de información, también es para nosotros un nuevo medio de expansión profesional, de captación de lectores, de marca personal y de relación con la sociedad. Nosotros, que nos escondíamos hasta hace nada tras una firma en el periódico… Ahora todos nos ven, nos siguen, nos retuitean hasta el infinito y todo, absolutamnte todo, queda para la posteridad. El periódico de hoy irá a la basura mañana… JA.

Por ello es más necesario que nunca que el protagonismo que nos dan las redes sociales no nos haga olvidar que seguimos siendo periodistas. No estamos aquí para dar nuestra opinión, a no ser que nos la pidan, sino para informar. Veraz y honestamente. Ni juzgamos, ni mucho menos faltamos el respeto. Y menos aún hacemos ‘back up’ a quien sí lo hace. Si queremos que nuestros perfiles sean una plataforma de nuestros pensamientos y prejuicios, en nuestros derecho estamos. Pero como ciudadanos, no como periodistas. Ni en uno sólo de mis currículums verán ustedes mi perfil de Facebook. No es público, y no lo uso como periodista. Es mi lugar de encuentro con los amigos, con las fotos de la cena del sábado, con las opiniones políticas -que como periodista no le importan a nadie-, con el debate social y con la diversión. En mis otros perfiles también me lo paso bien, pero soy periodista por encima de todo.

Y ahí, precisamente ahí, es donde verán la gran diferencia de la que les hablaba antes. Esa gran diferencia entre quien es periodista on y off line, y quien no lo es ni en dentro ni fuera de su perfil público. Porque como periodista puedo criticar al entrenador del equipo tras la derrota de hoy, pero insultar, jamás. Y como ciudadano puedo dar cabida a rumores e informaciones, pero si lo hago como periodista…

Es en esta nueva relación con la sociedad, la que nos brindan las redes sociales, donde yo creo que está el futuro del periodismo. El Social Media nos abre un horizonte que ni habíamos soñado. Es la comunicación con mayúsculas.


 

Artículo escrito por Loli Prats, Periodista y Community Manager


Mamá. Blogger. Marketing Digital. Community Manager. Comunicación

Sobre Laura López Lillo

Mamá. Blogger. Marketing Digital. Community Manager. Comunicación

Deja un comentario

SmileBox