Ir arriba

BLOG

Algunas reflexiones sobre el marketing de contenidos

Reflexiones-contenidos.-LLL

El marketing de contenidos es clave para la construcción de comunidades fieles alrededor de nuestra marca, para el posicionamiento, entre otras muchas ventajas… pero, ¿conoces sus principios fundamentales?

# ¿Dejan huella?

Para trabajar un buen contenido puedes darle algunos toques como:

  • Sencillez: fácil de entender, de interpretar.
  • Inesperado: de vez en cuando contar con el factor sorpresa que salga de la línea de publicaciones diarias. ¿Te atreves?. ¡Estaría bien!
  • Concreto: los contenidos genéricos no suelen surtir efecto, es mejor centrarlo en algo/alguien para llamar la atención del usuario.
  • Creíble: no necesita explicación.
  • Emocionante: por lo menos una vez a la semana. Ten en cuenta que puede ser propio o externo. Lo puedes alternar. De calidad, siempre.
  • Cuente historias: esta parte no siempre es fácil. Las historias generan sentimientos. Todos contamos historias durante el día. Es nuestra forma de expresarnos, de abrirnos a la sociedad. Nos gustan, es así. ¿Lo has probado?.

# Escribe titulares impresionantes: es una parte muy importante. Es como el amor a primera vista. Si tus contenidos tienen titulares atrayentes conseguirás que los usuarios vuelvan a visitarte.

Hay varios tipos:

  • Los de siempre: 10 pasos para…, consejos para…, 10 tips que debes conocer…, con eso de que le gusta a Google se ha convertido en una verdadera pesadilla.
  • Los eternos: títulos larguísimos que dan casi todas las claves antes de empezar. ¿Qué es lo siguiente que vas a contar?.
  • Los atrevidos… los engañosos…los creativos…

¿Por qué? ¿Cuánto contenido ofrecen las marcas de forma gratuita?. Pues ésta es una buena forma de diferenciarte del resto. ¿Cuánto tiempo tenemos para captar la atención de los usuarios? ¡No puedes desperdiciar esos segundos tan valiosos!.

# Crear contenido localizado, concreto: las buenas marcas conocen a sus clientes. Entienden sus problemas, sus deseos y puntos débiles . El contenido debe centrarse en torno a estos ecosistemas, los que ofrecen respuesta, los que son útiles para los usuarios.

Hazte habitualmente las preguntas:

  • ¿Es esto algo que mi cliente necesita saber?
  • ¿Es útil?
  • ¿Qué les aporta?
  • ¿Es divertido?
  • ¿Interactúa alguien???. En este punto la verdad, a veces pienso que no evolucionamos. Si publicas un tipo de contenido que no tiene ninguna clase de interactuación, ¿por qué puede ser?:
    • Por que Facebook lo “enseña” poco obligando a pagar por la llegada de los mismos.
    • Porque esta vez no tenías muy controlado la hora de publicación.
    • Porque aunque lo hayan visto un buen número de usuarios no tiene ni un “me gusta”.
    • Cuando la experiencia y los resultados te dicen que nada de nada…

    ¿Por qué se repite una y otra vez el mismo tipo de contenido?.
    La experiencia debe servir para rectificar y evolucionar, para eso medimos resultados, no para -presumir- de que hemos aumentado “tantos nº de fans en Facebook”.

# Dale una estructura coherente: hay mucha información y poco tiempo para consumirla. Un texto sin estructura desviará la atención de los usuarios.

  • Frases cortas, párrafos cortos.
  • Llamadas de atención.
  • Añade siempre una buena imagen.
  • No interfieras el mensaje con tantos hashtags [#], ponlos al final. Ten en cuenta que aunque Facebook los incorporó siguen siendo mucho más relevantes en Twitter, así que no hace falta que interrumpas el mensaje bruscamente con ellos, los puedes poner al final añadiendo un intro. Así el mensaje queda más claro.

# Que sea fácil de compartir: tiene que ser diseñado y construido para la web social.

  • Todos los contenidos deben de estar acompañados de los botones “compartir en redes sociales”, que sean fácilmente localizables, ya que a veces son imposibles de encontrar y por lo tanto carecen bastante de sentido. Hay veces que tienen presencia y no está indicado en la web, en serio ¿qué queremos conseguir?. ¿Para que estamos entonces?
  • También es interesante que muestren el nº de veces que se ha compartido dicho contenido en las diferentes redes sociales.
  • Pueden seguir la misma línea de diseño de tu web/blog. No tienen porqué desentonar.

# La optimización para motores de búsqueda de Google: recuerda integrar en tu contenido las palabras clave adecuadas al contexto, sin pasarte por favor, que hay algunos…

Yo aquí siempre me hago la misma pregunta: todos hacemos lo mismo. Todos. Todos ponemos las mismas palabras clave para salir en los resultados de búsqueda. Pero… si todos ponemos las mismas palabras, no saldremos igualmente ¿no?. Y si… ponemos un titular atrevido, sin palabras clave, el que queramos, ¿qué pasará?. ¿Lo habéis probado?.

No digo que no haya que ponerlas, sólo digo que igual podríamos hacer algo diferente y probar cómo funciona.

# Dale el tono de voz de tu marca: cada marca ya sea personal o corporativa tiene un tono concreto y propio. Esta personalidad o voz debe estar presente en el ADN de tus contenidos. Debe coincidir con la misión y propósito de tu marca.

Y digo yo… a veces está bien evolucionar en este aspecto… Si esta vez la misión es por ejemplo tener visibilidad en internet, notoriedad, acercarse a nuestros clientes para aumentar la fidelización de los mismos, dar un buen servicio de atención al cliente, igual nuestro público objetivo tiene un perfil diferente a nuestra manera de comunicar de toda la vida. Piénsalo. (Bien, esto no quiere decir que mañana llames “coleguitas” a tus clientes).

# Crea contenido multimedia: el poder de las palabras no las debemos subestimar, pero la web visual atrae mucho más. ¿No os pasa a vosotros cuando estáis al otro lado?.

  • Mismo mensaje = variedad de formatos.
  • Crear y publicar vídeos.
  • Podcasts.
  • Imágenes e infografías.
  • eBooks..

# Distribuir en varias redes sociales: nuestro público no está solo en Facebook. Está en Twitter, Youtube… (aunque no necesariamente) por eso debemos adaptar el mensaje a cada una de ellas y publicar de una manera diferente. Si hemos decidido que debemos publicar el mismo contenido, tendremos que trabajar el mensaje y la forma por separado, utilizando el lenguaje o contenido multimedia según el contexto.

No recomiendo publicar el mismo contenido en todas las redes sociales y mucho menos a la misma hora y el mismo día. Da la sensación de “robot”, ese contestador automático que tanto odiamos. Esto es todo lo contrario de lo que queremos conseguir, que es acercanos a nuestro público y escuchar. Además el público varía según la red social y por lo tanto les definen unas características que no son desde luego iguales.

… Todas las empresas quieren vender, ¡claro!. Los SMM, los CM queremos vender… pero de una manera diferente, centrándonos en los valores y el trato con el cliente, entre otras cosas.
Las pequeñas empresas deben aprovechar la oportunidad del fácil acceso que tienen a sus clientes a través de los canales sociales.
Aplica una buena estrategia y ten paciencia. Al final conseguirás que hablen bien de tu negocio, de tus productos y servicios.

Y… si esto ocurre online… ¿qué pasará offline?.

Mamá. Blogger. Marketing Digital. Community Manager. Comunicación

Sobre Laura López Lillo

Mamá. Blogger. Marketing Digital. Community Manager. Comunicación

Deja un comentario

SmileBox